Etiquetas

, , , ,

La Tribuna, La Verdad y La Razón, tres en uno en Albacete.

La Tribuna, La Verdad y La Razón, tres en uno en Albacete.

Los ‘enterradores’ de Vocento se han cubierto de gloria con la manera de cerrar los 40 años de trayectoria periodística de La Verdad en Albacete. Ando perplejo con el asunto. Me han hecho llegar el último ejemplar de La Verdad de este domingo 31 de marzo de 2013 y ni una referencia en la portada al fin de una época, ni páginas interiores dedicadas a esos 40 años de mucho y buen periodismo, nada de nada, solamente una triste y breve noticia escondida en página par de cola, allá por la 32 para no decir nada, un texto absolutamente insulso, frío, casi una broma macabra. Pero para broma, la página con la que me topo un día después (1 de abril de 2013), la primera de La Tribuna (en la imagen) incluye la cabecera de La Verdad que un día antes cerraba. La competencia fagocita la marca La Verdad Albacete, cuyos suscriptores ya han recibido una carta donde se les dice que si no indican lo contrario pasarán a la cartera de clientes de La Tribuna. Todo muy casposo, todo muy al margen de los trabajadores, todo con nocturnidad y alevosía. Promecal (La Tribuna) se queda con lo que queda de La Verdad. Vocento aplicó su Plan Eficiencia y dejó un esqueleto que ahora Promecal adquiere, supongo que a precio de ganga.

Lo dicho una broma macabra porque si usted va al quiosco en Albacete se encontrará que comprando La Tribuna adquiere en una misma bolsita La Razón y en la portada del diario de Promecal se topará con una doble cabecera, la propia de La Tribuna y también la de La Verdad, con un cuerpo menor, pero perfectamente visible (tal y como se aprecia en la imagen). Si uno pensaba que lo que hizo Vocento en Alicante integrando dos cabeceras en una misma redacción (La Verdad y Las Provincias), fue surrealista, ésto de Albacete supera con creces lo de Alicante.

Estamos ante una espiral de equivocaciones y sinsentidos. Históricamente el público de La Verdad no ha sido el público de La Tribuna. La Verdad puede presumir de haber sido un diario independiente, tanto desde el plano ideológico (progresista pero sin tutelas) como también desde su vínculo al periódico matriz de Murcia. Frente a La Verdad, el diario La Tribuna, como todos los periódicos de Promecal han jugado las bazas del poder local. No olvidemos que Promecal es un claro y bien significativo ejemplo del ‘periodismo del ladrillo’, ese modelo que está en crisis porque pinchó cuando pinchó la burbuja inmobiliaria.

¡Compre La Tribuna-La Verdad y le regalamos La Razón!. Qué cosas, parece que Cospedal se va fabricando en Castilla-La Mancha su particular ‘Prensa del Movimiento’. Que quieren que les diga, creo que la Cospedal es otra burbuja pinchada… pero eso es otra historia, ¿o es la misma?

Bueno, que ante esta situación me reafirmo en una idea: ahora mismo es un momento cojonudo para que algunos de los muchos buenos periodistas independientes que tiene Albacete aprovechen la coyuntura para poner en el mercado un medio de comunicación profesional independiente que dé cobijo a muchos lectores/usuarios huérfanos. Estamos viendo fantásticas experiencias que han surgido tras los ERE de grandes empresas  de comunicación, estamos viendo periodismo pata negra independiente que se está haciendo hueco con nuevos e imaginativos modelos de negocio pegados a sus lectores: eldiario.es, Jot Down, La Marea, Infolibre, etc, etc. Ahora es el momento, Albacete necesita aire fresco, mediáticamente hablando.