Etiquetas

, , ,

Sin comentarios

Todo encaja. Camps es un enfermo, es un consumidor compulsivo y necesita terapia para salir de ese agujero. Es lamentable que la oposición no se de cuenta del problema que tiene nuestro molt honorable president de la Generalitat Valenciana. El Boletín Oficial de las Corts ha publicado, en un acto de transparencia política sin igual, el patrimonio de los políticos de esta Comunidad Autónoma. Camps gana más de 80.000 euros anuales y lleva 20 años como político profesional, pero su patrimonio es peor que el mío (y eso ya es decir) y en su cuenta corriente solo le quedan 900 euros.  Camps, como ‘Ric’ son personas que llevan un nivel de vida por encima de los mortales, les gusta el lujo, las carreras de Fórmula 1, las grandes regatas, comer bien y, sobre todo, vestir bien. Camps ha consumido sin parar, ha tenido malas amistades y se ha ‘pulido’, año tras año, esos 80.000 euros que le pagamos, gustosamente, con nuestros impuestos. Está claro, su desenfreno le ha dejado tieso y eso ha propiciado que aceptara trajes, calcetines y dicen que hasta calzoncillos (Calvin Klein). El president necesita ayuda.

Nota del autor: Al margen de coñas, el drama de todo ésto es que ‘personajes’ así sigan recibiendo votos en las urnas y que las instituciones públicas se utilicen para estas patrañas. Todo ello en una Comunidad Autónoma con una de las tasas de paro más altas de España (576.000 desempleados), donde más riqueza se está destruyendo y con gravísimos déficits en materia de sanidad y educación pública. ¡Un lujo!