Etiquetas

, , , , , ,

vocento

Una sola redacción en Alicante para dos periódicos: La Verdad y Las Provincias. ¿Les resulta esperpéntico?… pues se trata de una de las muchas acciones estratégicas que se está pensando Vocento para afrontar la crisis. La plaza de Alicante es un claro ejemplo de que lo mal empieza, mal acaba, pero desde luego el panorama nacional que se presenta en el grupo Vocento es para echarse a temblar.

Y es para echarse a temblar porque han sido muchos los errores que se han ido reproduciendo en los últimos tiempos. Errores en la gestión, planificación empresarial, etc, que ahora pretenden resolverse con recortes de personal, planteados por los directivos del Grupo, y que podrían afectar hasta 1.000 trabajadores. Seguramente lo primero que habría que hacer en Vocento sería pedir a sus directivos explicaciones por la nefasta gestión de estos últimos años, y empezar los ‘recortes’ por arriba y no por abajo.

Resumen de los grandes errores de Vocento:

1) Compra de ABC

2) La estrategia de Punto Radio

3) Compra del gratuito ¡Qué!

4) Salida a Bolsa

5) Entrada en el mercado de las televisiones locales (TDT)

¿Qué sabía hacer bien la Editorial Católica, Grupo Correo, ahora Vocento?, sabía hacer bien periódicos locales y regionales. La diversificación multimedia y el empecinamiento en entrar en el mercado nacional y en el mercado de gratuitos, ha sido un mal negocio para Vocento que ahora seguramente tendrá muchísimas víctimas colaterales.

Ando liado ahora con un análisis sobre la planificación, estructura y organización empresarial del grupo McClatchy, en Estados Unidos. He tenido la oportunidad de visitar alguno de sus periódicos, hablar con sus directivos, editores, etc, y todos coinciden en una cuestión fundamental: “Haz bien lo que sepas hacer”. McClatchy, con periódicos, como Vocento, también centenarios, rechazó siempre las tentaciones de la televisión y la radio, y ha desarrollado una estrategia destinada a ganar mercado en Internet, a través de cuidadas páginas web, magníficas zonas blogs y espacios de participación ciudadana que representan verdaderas redes sociales que les han permitido ganar nuevas fidelidades, nuevos espacios, nuevos usuarios implicados en su proyecto.

El caso de Vocento es bien distinto, radicalmente distinto, y ahora nos encontramos con decisiones como la comentada anteriormente de Alicante, donde el Grupo tiene dos cabeceras en una misma ciudad: La Verdad y Las Provincias. Lo que mal empieza, mal acaba. Errónea fue la decisión de ‘bajar’ Las Provincias a Alicante, planteándose una competencia absurda entre dos periódicos del mismo Grupo en una de las plazas periodísticas más complejas, precisamente por la competencia existente y los bajos niveles de lectura. Ahora, todo parece indicar que se quiere hacer una sola redacción que siga elaborando dos cabeceras porque por cuestiones comerciales sigue interesando aguantar ambas marcas hasta que los anunciantes se den cuenta del fiasco. Tal decisión supondrá la reducción de un buen número de puestos de trabajo, en detrimento de la calidad de ambos periódicos que serán elaborados por muy pocos redactores en un espacio común. Todo parece, cuando menos, muy surrealista y resulta lógico el cabreo y la incertidumbre que subyace en las plantillas de ambos medios.

Pero los problemas no son exclusivos del sureste, ni mucho menos, las aguas vienen muy revueltas en Vocento donde pudiera estar sobre la mesa una propuesta de los directores generales para echar a mil trabajadores, cerrar ediciones, e incluso se plantean que algunos periódicos dejen de salir en papel los lunes. Resulta algo chocante esta última cuestión, pues si bien es cierto que algunos periódicos norteamericanos están dejando de salir algunos días de la semana, no es menos cierto que los lunes es un día clave, por los deportes, un día que sigue siendo punta en ventas y parece ilógico que se sacrifique.

Anuncios