Etiquetas

, , , , , , , ,

Petroleo, armas y religión. Si controlas estos tres lobbies ganas las elecciones presidenciales norteamericanas. McCain ha conseguido con Palin reforzar su candidatura por la extremaderecha. Palin forma parte del ‘business’ petrolero y armamentístico que unido al fanatismo religioso que ella pregona completa la ecuación del atrincheramiento, del enrocamiento, del recelo a lo diferente, del rechazo a lo ajeno. No nos engañemos, Palin es Bush… pero con lapiz de labios.
Bush
ganó sus primeras elecciones a Al Gore, porque hizo trampas en Florida, y además porque era el perfecto ‘paleto’ al que una amplia mayoría de norteamericanos votó en masa porque se identificaban con él. Utilizo el término paleto deliberadamente porque además los norteamericanos en determinados ámbitos, como el que nos ocupa, lo valoran positivamente. Bush dominaba a la perfección la simplicidad de la ecuación PETRÓLEO-ARMAS-RELIGIÓN frente a candidatos demócratas intelectuales, formados en Harvard y que no llegaron a conectar con la ‘América profunda’… Kerry es el ejemplo más claro. Los demócratas, durante estos años, no han conseguido dar con el ‘paleto’ adecuado para llevarlo a la Casa Blanca. Al Gore y Kerry no daban el perfil, y ciertamente ni Hillary, ni Obama tampoco lo dan. En cambio los republicanos ‘fabricaron’ el clan de los Bush que tan buenos resultados les ha dado, y ahora han sabido colocar una ‘paleta’ con glamour en el ticket con McCain. No nos olvidemos que el candidato está mayor, mal de salud y que Palin es mucho más que una candidata a la vicepresidencia, que como buena ‘paleta’ nunca ha salido de norteamerica, solo recientemente le hicieron el pasaporte para pasar a Canadá. Dicho lo dicho, disfruten con la Palin en una sesión de tiro… y les emplazó para un posterior post donde hablaremos de su amor por los animales…