SARAH PALIN APENAS REUNE 5.000 SEGUIDORES EN RALEIGH (NC)

palin raleigh (3)

Desembarcó de candidatos en Carolina del Norte. Hace un par de días fue Obama quien reunió en el ‘downtown’ de Raleigh, capital de este estado, a más de 25.000 seguidores; anoche, Sarah Palin apenas pudo llenar el centro el centro de congresos de esta ciudad, con capacidad para unas 5.000 personas. Veinte minutos de discurso, ante un público muy diferente al que tuve la ocasión de observar en el mitin de Obama. Lo que si está claro es que ambos partidos se están volcando en este estado que otorga 15 delegados, en donde desde Carter no ha ganado un demócrata, pero que ahora parecen estar en disposición de lograr el cambio.

Llama poderosamente la atención tanto ‘circo’ para tan poca sustancia. La Palin apenas habló 20 minutos, seguramente no tenga capacidad para más, con un mensaje simple hasta límites insospechados: “McCain liderará la victoria en Irak” o “McCain es quien arreglará nuestra economía”, fueron algunas ideas sobre los que machaconamente insistio la candidata republicana a la vicepresidencia. Realmente, desde fuera, parece un insulto a la inteligencia, sabiendo que fueron los republicanos quienes metieron a este país y a otros muchos en una guerra como la de Irak que se ha cobrado más de un millón de muertos, y que también han sido los republicanos quienes han colocado a los Estados Unidos, y por expansión al resto, en una situación de quiebra económica por su nefasta gestión.

Ante un auditorio marcadamente femenino, de media edad y blanco, la Palin tiro del argumentario ‘familar’ clásico y volvió a apelar al discurso del miedo que tanto están utilizando los republicados, a la desesperada, durante estos últimos días: “Es urgente, teneis que impedir que la izquierda radical llegue a la Casa Blanca, solo nosotros podemos ayudar a las familias y a los niños que tienen necesidades”.

Sea como fuere, las opciones republicanas pasan por amarrar estados indecisos como éste, Carolina del Norte, también Florida y Ohio, estados que aportan un buen puñado de delegados que pudieran resultar decisivos si la cosa finalmente está igualada.

En las filas demócratas se vive una doble sensación, por una parte satisfacción porque las encuestas son favorables, porque tienen un candidato que arrolla, con una preparación y personalidad increíble, también satisfacción porque la gente se ha registrado para votar y se han visto colas en los colegios que no se veían desde hace mucho tiempo, y eso favorece mayoritariamente a los demócratas. En cambio, los fantasmas que pululan sobre Obama y sus seguidores son fantasmas del pasado, los fantasmas de 2000 cuando Al Gore ganó pero perdió porque en Florida le birlaron la cartera. Aquí no hay observadores internacionales, en mi opinión debería haberlos, y ante su ausencia, los demócratas han gastado increíbles cantidades de dinero para que una legión de abogados vigile todo el proceso y no se escape ni un voto, ni se produzcan fraudes. Esto está que arde, el ambiente electoral es increíble, veremos que pasa el martes.

Y para muestra un botón, el botón de Raleigh, en Carolina del Norte, en donde en apenas cuatro días Obama y Palin han intentado convencer a los indecisos que pueden decantar la balanza de uno u otro lado:

Y Powell pidió el voto para Obama

Colin Powell
Qué Colin Powell haya pedido públicamente el voto para Obama es un terremoto político para los republicanos, a la vez que un nuevo ejemplo de la solidez de la democracia norteamericana. Igual que el periódico conservador Chicago Tribune, y otros, editorializaban pidiendo el voto para Barack Obama, resulta ahora bien significativo que un ex secretario de Estado de la Administración Bush, el general retirado Collin Powell pida el voto para el candidato demócrata.
Powell representa el ala centrista de un Partido Republicando que ha virado con peligro durante los últimos tiempos a una derecha extrema que está provocando graves problemas domésticos y también externos a los americanos. Powell quiere a Obama en la Casa Blanca desde la responsabilidad de Estado que le caracterizó hasta su participación en aquel ‘sainete’ con el que se pretendió justificar la Guerra de Irak. Powell discrepa profundamente con Sarah Palin y lo que representa esta mujer, y por eso, sin ningún tipo de complejos ha justificado su decisión de respaldar a Obama, y lo ha hecho en un programa de máxima audiencia de la televisión norteamericana: Meet the Press (NBC). Algo sin duda inimaginable en el sistema político-mediático español.
Se trata de otro duro golpe a la línea de flotación de la candidatura de McCain, en un momento en el que además se le están inyectando millones de dólares a la campaña de Obama.

SARAH PALIN CALLÓ SOBRE LA ‘CUESTIÓN ESPAÑOLA’

No lo tenía previsto, pero finalmente trasnoché para ver el debate Biden-Palin. ¡Otro muermo!… auténtico ‘catenaccio’, con una Palin que jugó a la defensiva, consciente de sus limitaciones, y un Biden que, como Obama con McCain, prefirió bajar el listón, amarrar y nunca dar sensación de superioridad o prepotencia. Apenas un cuarto de hora para hablar de política exterior y es ahí donde la Palin se siente más insegura. Biden volvió a sacar la ‘cuestión española’: ya saben aquello de la hipotética reunión con Zapatero tras las elecciones de noviembre, cuando preguntado McCain por ello, no acertó a saber quien era Zapatero, confundiéndolo con el guerrillero Zapata y supongo que confundiendo a España con México. La Palin que seguramente tampoco sepa situar España en el mapa, ante la embestida de Biden, calló y… a otra cosa mariposa… insisto: me aterra que esta señora pueda ser la próxima presidenta de los Estados Unidos (McCain está mayor y ‘malito’)… me aterra porque es más y peor de lo mismo, es Bush con lapiz de labios

DEBATE CIUDADANO EN TWITTER

 Twitter USA 2008

El debate ciudadano ‘global’ que se está produciendo estos días en Twitter es de sumo interés. Esta red social montó un espacio monográfico para las elecciones norteamericanas y han acertado de pleno. ¿Qué es Election 2008?, básicamente una fuente inagotable de información, un flujo continuo de opiniones y noticias sobre la campaña estadounidense, estructurado a partir de los cuatro grandes nombres propios: Barack Obama, John McCain, Joe Biden y Sarah Palin.

Elecciones USA’08: Petroleo, armas, religión… y una ‘paleta’ con glamour

Petroleo, armas y religión. Si controlas estos tres lobbies ganas las elecciones presidenciales norteamericanas. McCain ha conseguido con Palin reforzar su candidatura por la extremaderecha. Palin forma parte del ‘business’ petrolero y armamentístico que unido al fanatismo religioso que ella pregona completa la ecuación del atrincheramiento, del enrocamiento, del recelo a lo diferente, del rechazo a lo ajeno. No nos engañemos, Palin es Bush… pero con lapiz de labios. Continue reading →

Elecciones USA’08: Sarah Palin encandila a la ultraderecha norteamericana

Ando enfrascado en preparar mi visita a Estados Unidos durante las elecciones presidenciales del próximo mes de noviembre. Durante las próximas semanas y las siguientes a esta apasionante cita electoral, iré contando en Eurogaceta cosas desde allí y desde acá relacionadas con estos comicios. Aviso a navegantes: no soy objetivo, seguiré la noche electoral en la sede del Partido Demócrata de Carolina del Norte y parafraseando a Luther King de que Obama gane porque considero que es lo mejor para que el maltrecho orden internacional no termine de romperse después de ocho años de nefasta era Bush. Y ojo que Palin, no McCain, deja a Bush en el espectro ideológico de la izquierda…
Dicho lo dicho, lo que sí es cierto es que estas elecciones son las que más expectación han levantado fuera de los Estados Unidos, destacando que en países como el nuestro, por primera vez una televisión (TVE) retransmitirá en directo los tres debates entre Obama y McCain.
tengo el sueño

¿Quién es Sarah Palin?… una mujer de armas tomar, y nunca mejor dicho: firme defensora de la pena de muerte, de la intervención de Estados Unidos en Irak, de la Asociación Nacional de Rifle, bandera de la lucha contra el aborto y contra los homosexuales, partidaria de llenar Alaska de pozos de petróleo y, entre otras lindezas, firme defensora de que en las escuelas americanas se enseñe el creacionismo, en detrimento del darwinismo que a estas alturas del siglo XXI considera una teoría malévola e infernal. Vamos que lo único en común que tenemos Sarah Palin y un servidor es que somos periodistas, jugamos al baloncesto y somos atractivos