Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Como un campeón me quedé hasta las cinco de la madrugada para ver el primer debate entre los candidatos Barack Obama y Jonh McCain, tomando mis notitas y tirando de café. Me acosté aburrido y algo cabreado con Obama porque considero que le falta una pizca de ‘mala leche’ para romper este partido, aún le quedan dos cartuchos más para hacerlo. Obama dominó la primera parte dedicada a la economía, destacando con acierto que es la ideología económica prevaleciente en Wall Street y respaldada por la Administración Bush y por el propio McCain la que ha llevado a Estados Unidos a la crisis actual. Lamentó el candidato demócrata que se esté prestando más atención a las grande corporaciones que a las clases medias.

También resultó curiosa la ‘secuencia española’ cuando Obama sacó los colores al republicano por el asunto de la reunión con Zapatero. Muchos somos de la teoría de que McCain directamente no sabía quien era Zapatero, lo confundió con el revolucionario Zapata, y de paso se hizo un cacao entre México y España…

Lo dicho, Obama blandito, más preocupado de no cometer errores que de forzar los errores de su rival, y McCain a lo suyo, discurso populista, sensiblero que funciona bien por aquellos lares y que le permite aguantar bien el tipo. Veremos que pasa con los dos debates siguientes, por el que no perderé el sueño será por el próximo cara a cara entre Biden y la Palin... ¡qué miedo me da esta señora!

APUNTE FINAL: Por cierto, he vuelto a ver BOBBY, una magnífica película sobre el asesinato en plena campaña electoral del senador démocrata Robert Kennedy, que nos demuestra que después de 40 años muchas asignaturas y batallas siguen pendientes. Es innvitable comparar a Bobby Kennedy y también a JFK y Luther King con Obama. Por cierto, McCain tuvo el buen detalle de acordarse del senador demócrata Ted Kennedy, gravemente enfermo.

DEBATE COMPLETO Y MUCHO MÁS