Etiquetas

, , , ,

Dorothy Counts acudiendo a una escuela para blancos, en Harding (Carolina del Norte)

Un nazi xenófobo nos ha puesto a todos los pelos de punta al comprobar, vía cámara de seguridad del Metro de Barcelona, como agredía y vejaba a una adolescente ecuatoriana, ante la actitud cobarde de otro joven que asustado miraba hacia otro lado. Unas horas después, un centenar de pasajeros se amotinaba contra el revisor de un tren en Girona por su actitud racista hacia un viajero negro. Y todo esto tiene lugar mientras en la Universidad planteamos una práctica redaccional a partir de la foto que encabeza este post. No ha sido premeditado, simplemente ha coincidido en el tiempo y me resulta inquietante porque también coincide en el tiempo con la victoria de la extrema derecha en Suiza.

La foto a la que hago alusión es la de Dorothy Counts, la alumna negra que desafió el 5 de septiembre de 1957 al racismo más recalcitrante y extremo de los Estados Unidos. Lo hizo acudiendo a una pequeña escuela para blancos ubicada en Harding (Carolina del Norte). Sólo pudo estar en aquella clase cuatro días porque la humillaron y machacaron hasta la extenuación. 50 años después historias similares de racismo se vuelven a repetir en el mundo civilizado.

El regreso a Harding High School 50 años después

Museo de los Derechos Civiles (Memphis)

Nacho Penagos en Mundoetnia: Cuando la Justicia cojea…

Anuncios