Etiquetas

, ,

El liberal Donald Tusk celebra el triunfo en las elecciones polacas

Polonia y Europa están de enhorabuena porque el poder de los gemelos Kaczynski se resquebraja. Esta vez Radio María y la Moherowe Berety no pudieron matener en el poder a la coalición populista, antieuropeísta, ultraderechista y retrogada de Ley y Justicia, y por un amplio margen los polacos han confiado un cambio de rumbo en la persona del liberal Donal Tusk, del partido de centro derecha Plataforma Cívica. Los socialdemócratas, todavía liderados por el ex presidente Aleksander Kwasniewski, serán la tercera fuerza en el parlamento polaco, muy lejos de los resultados obtenidos por la derecha moderada y por la extrema derecha que solo ha durado dos años en el poder. Bienvenido sea este cambio tan necesario para Polonia y para Europa.

LECH WALESA, en El País: "No me averguenzo de Polonia, sino de lo que está sucediendo"

Los Kaczynksi persiguen el alma de Kapuscinski