Rosa Mª Gómez /Eurogaceta

A pesar de las numerosas preguntas todavía abiertas, muchos profesionales y académicos ya no dudan en calificar como un fenómeno la gran cantidad de visitas que reciben los blogs y el crecimiento de estos espacios de opinión y expresión en internet. Tal vez, la crisis de la credibilidad de la prensa tradicional, el cuestionamiento de la objetividad y la existencia de medios digitales al alcance de todos ha empujado a que miles de personas prefieran informarse a través de la red con los muchos y diferentes puntos de vista que ofrece y donde el individuo a pie de calle es el referente informativo, el emisor.

Sin duda, la parte fundamental y principal del éxito de este nuevo modelo de comunicación radica en permitir que los usuarios-lectores puedan hacer comentarios sobre todo aquello que se escribe. Entorno a los weblogs se han organizado comunidades espontáneas según afinidades o temáticas, donde los comentarios saltan de una bitácora a otra creándose un verdadero estado de opinión crítica; de esta manera se genera una gran interactividad ya que los usuarios se contestan unos a otros ampliando así la información publicada.

Por ello, muchos medios de información digitales no han podido hacer ojos ciegos ante tal fenómeno y han decidido incluir en sus ediciones blogs comandados por periodistas y aficionados al periodismo donde además de incluir sus crónicas, permiten los comentarios y opiniones de todos aquellos que les leen.

Periodista Digital es un ejemplo de estos medios que han apostado fuerte por el periodismo ciudadano y han creado un espacio (Blog Zone) donde reúnen las mejores bitácoras de la blogosfera. Además, están a punto de lanzar un nuevo proyecto: ReporteroDigital.com. Se trata de implantar una serie de diarios online en ciudades medianas como por ejemplo Alicante. Estos diarios estarán basados en el periodismo ciudadano y serán dirigidos y editados por dos periodistas profesionales que además se encargarán de verificar los datos.

Parece ser que los periódicos digitales a nivel local están llamados al éxito en comunidades relativamente pequeñas en las que pueden convertirse en la única publicación importante. Por tanto, se puede decir que estos periódicos representan aunténticos monopolios en la provisión de información sobre sus comunidades.

Lo que cada vez parece más claro es que la vinculación del público en el proceso informativo se ha convertido en algo fundamental en el ejercicio periodístico por lo que algunos medios ya lo han entendido así y han decidido trabajar en esa dirección, mientras otros, todavía se muestran recelosos de otorgar a sus lectores un protagonismo que tal vez piensen que no les corresponde.