¿Quién es más asesino el viejo reo Stanley Williams al que hace unas horas se le aplicó la pena capital en California o el gobernador de ese Estado que negó clemencia al convicto culminando la macabra ceremonia de un nuevo asesinato de Estado?
El ‘pandillero’ Stan ‘Tookie’ Williams asesinó hace 26 años a cuatro personas, pagó con la cárcel, entre rejas se redimió y se convirtió en un defensor de la no violencia que sirvió a muchas organizaciones como bandera en la lucha contra la pena de muerte, llegando a ser postulado como candidato al Premio Nobel de la Paz.
Es la espiral de la violencia. La violencia por la violencia y detrás de todo el negocio de las armas. Cualquiera puede comprar, tener y usar armas en muchos estados americanos, armas que causan muertes, desgracias y desolación por doquier. Y esta vergonzosa orgía de la violencia muchas veces culmina con años de reclusión en los corredores de la muerte y en muchos casos con una inyección letal que aplica el propio Gobierno, estamos por tanto ante CRÍMENES DE ESTADO.
¿Qué es peor aquel horrible crimen de juventud de Williams o la fría y calculada ejecución planificada y patrocinada por el Estado de California, con el beneplácito de su gobernador, Schwarzenegger el ‘ejecutor’? Fíjense, hablamos del siglo XXI, de la supuesta democracia de democracias, de un teórico modelo de libertades, del Estado más rico y avanzado de los Estados Unidos… en donde el 65% de sus ciudadanos siguen apoyando la pena de muerte.
En situaciones como ésta, siento alivio de ser europeo.
Por cierto, les recomiendo que vean la película Redemption.

Tookie Williams: Primera a carta a los jóvenes que se encuentran en la cárcel

Tookie Williams: Segunda carta a los jóvenes que se encuentra en la cárcel

Tookie Williams: Protocol for peace

Redemption: La película sobre la vida de Williams

Redemption: Documentos y declaraciones
Redemption: los sonidos

EUROGACETA en la blog zone de Periodistadigital