El 20D, la España profunda y los ‘trabajadores pobres’ conservadores

codice-producciones-limitada-4701-198092-1-productDos meses bastante ajetreados, vuelos largos, poco sueño y esas cosas, te permiten a veces encontrarte con lecturas que te enganchan, motivan y reafirman en algunas de tus convicciones. Leyendo las ‘Crónicas de la América profunda’, del malogrado Joe Bageant, escrito justo antes que Obama llegara a la Casa Blanca, te das cuenta, por ejemplo de lo mucho que tienen en común el Partido Republicano norteamericano y el Partido Popular español, fundamentalmente en las características de su votante tipo, ese que el 20D puede aupar a Mariano Rajoy o al Pato Donald (da igual el candidato) a la reelección como presidente del Gobierno de España. También las similitudes son evidentes en las características de los territorios donde obtienen esos apoyos electorales.

Continue reading →

Nacionalismos, vergüenzas y corrupción

Tres gobiernos conservadores, tres gobiernos a la deriva, con las peores encuestas de los últimos tiempos, cercados por graves problemas económicos y de corrupción. Tres gobiernos que vuelven a utilizar el nacionalismo como la perfecta cortina de humo para tapar sus vergüenzas. David Cameron ha enarbolado la bandera británica para plantear un referéndum donde se postulará una posible salida de la Unión Europea. Artur Mas ha sacado adelante la declaración soberanista encaminada a un futuro referéndum de autodeterminación en Cataluña. Y el Gobierno de Mariano Rajoy ya tiene la excusa perfecta en la declaración soberanista catalana para desempolvar  el nacionalismo español más rancio, ese grabado a sangre y fuego en una parte muy importante de su electorado y de sus resortes mediáticos.

De nuevo el nacionalismo volverá a ser impuesto desde los denostados partidos políticos en las agendas de los medios, de nuevo los manidos argumentos nacionalistas de uno y otro lado volverán a ocupar minutos y minutos de los telediarios, de los informativos de las radios, de las Web y de las portadas de los periódicos, pasando a segundo plano los problemas realmente importantes que afectan a las vidas de millones de personas en nuestro pobre y estúpido país.

El debate nacionalista tapará (lo intentará) la crisis económica, el desmantelamiento de los servicios públicos fundamentales (sanidad y educación), la subida de impuestos, la perdida de poder adquisitivo de los ciudadanos, los desahucios, los seis millones de parados y la repugnante corrupción de la casta política. Una breve reflexión al respecto de este último asunto. La estocada mortal a la corrupción en España solo podrá llegar desde las urnas. Está bien que se intente legislar contra esta lacra, pero solamente la responsabilidad ciudadana podrá acabar con este negro capítulo de la joven e inmadura democracia española. Cuando la mayoría de los españoles pasen de ser lacayos de un sistema viciado y corrupto a ser  ciudadanos críticos, en ese momento se sentarán las bases para terminar con la corrupción. Cuando los militantes o simpatizantes de un partido dejen de ser ‘hooligans’  futboleros y se conviertan en votantes responsables capaces de castigar los desmanes de los suyos en las urnas, en ese momento se sentarán las bases para terminar con la corrupción.

Ejemplos como la Comunidad Valenciana son indignos para un país, pero nunca olvidemos que la responsabilidad final de que los Carlos Fabra de turno sigan campando a sus anchas desde Morella a Pilar de la Horadada, es única y exclusiva de quienes les han colocado sistemáticamente con sus votos al frente de las instituciones. La corrupción en España no se ha castigado electoralmente, y la Comunidad Valenciana es un caso bien paradigmático. Ha llegado el momento de que los ciudadanos asuman responsabilidades críticas, abran los ojos y dejen de ser sujetos pasivos manipulables. Ha llegado el momento de castigar a los corruptos, de sacarlos de las instituciones. Ha llegado el momento de apostar por fórmulas que impidan peligrosas mayorías absolutas directamente relacionadas con el nepotismo y la corrupción. Y mientras llega ese momento (el de las urnas)…. ¡que de una puñetera vez dejen de infotoxicarnos con los malditos nacionalismos!

Carta abierta a los palmeros hijos de puta

Un diputado de ‘Izquierda Plural’ se dirige al atril. | Foto: Ángel Díaz

Esto no es un sesudo artículo de opinión, no es una crónica de una jornada negra, no es un editorial, ni un post multimedia trufado de brillantes hiperenlaces, y por supuesto que no es un texto académico, no pretende ser nada eso, simplemente se trata de un vómito para reflejar un estado de ánimo, un grito de ira, una forma de desahogo. Hablo a título personal, como siempre lo he hecho en este blog (ahora dejado de la mano de Dios por el exceso de trabajo) que abrí hace ya unos cuantos años como un espacio de libertad. Pues bien, hoy necesito utilizar este espacio, quitarle las telarañas, es una necesidad vital, estoy cansado, muy cansado, pero debo gritar y quiero gritar: ¡Hijos de Puta! 

El escupitajo tiene destinatario claro: todos esos diputados que aplaudieron a Rajoy mientras leía sin parar esa lista ignominiosa de recortes que cercenan definitivamente el Estado del Bienestar que tanto sudor y lágrimas costó construir a lo largo y ancho de los dos últimos siglos. Sus señorías son unos ‘Hijos de Puta’ (y sus madres no tienen culpa) porque tras esos aplausos hay dramas humanos. Los miles de dramas humanos que implica una brutal subida de impuestos, los miles de dramas humanos que implica reducir las prestaciones por desempleo, los miles de dramas humanos que provocará el hachazo a la función pública. Ustedes, especialistas en la manipulación y perversión del lenguaje, se han encargado durante los últimos tiempos de generar una vil campaña de desprestigio de la función pública. Bajo el paraguas del término ‘funcionariado’ han construido un discurso falaz y ejerciendo un populismo lamentable han conseguido enfrentar a sus sectores más ‘hooligans’ con quienes ejercen, ejercemos, la función pública.

No nos engañemos, la crisis es la excusa perfecta, su señorías se mueven como pez en el agua en una ‘tormenta perfecta’ que les están permitiendo desmantelar el sistema público. En el sistema público trabajan, trabajamos, funcionarios y no funcionarios, contratados a tiempo completo e interinos, gente de todo pelaje, sueldo y condición, en muchos, muchísimos, casos en condiciones más que precarias. La función pública engloba una maraña de trabajos, oficios y profesionales: maestros (que seguramente no habrán educado a los niños de sus señorías porque ustedes habrán pagado colegios privados o se habrán beneficiado de los conciertos con la Iglesia Católica),  los médicos, enfermeras y auxiliares que les sacan de un apuro en el Hospital más cercano, los bomberos que les apagan un fuego, los policías y guardias civiles que les protegen, los jueces que a veces les juzgan por corruptos, etc, etc. Y también hay miles de administrativos que trabajan en los ayuntamientos, diputaciones, comunidades autónomas y en las administraciones del Estado. Todo eso y mucho más es la función pública, una de las columnas vertebrales del país, y como tal hay que cuidarla, organizarla bien, conseguir que sea productiva y eficaz, gestionarla con eficiencia evitando el fraude. Ustedes, en cambio, han optado por la poda indiscriminada.

En mayo de 2010… un supuesto Gobierno socialista inició el proceso que ahora se culmina. Seguramente sus señorías tengan planes de pensiones, incluso inviertan en bolsa, su patrimonio en ningún caso, tal y como se puede comprobar en los documentos oficiales del Congreso, es para pasar apreturas a final de mes. Ustedes no tienen ni puta idea de lo que es eso. Tienen sus casas, dineros, coches, dietas, buenos sueldos, asesores, etc. Vamos que a ustedes le quiten una paga extra se la suda. Pero al resto de los mortales no. Ustedes se han distanciado tanto, tanto, tanto del resto de los mortales que no saben el alcance real, en las economías reales de la gente real, de las medidas que han aprobado y aplaudido hoy. Una mierda de paga extra en la vida real es sobrevivir a la hipoteca, solamente eso: sobrevivir.

Llevo trabajando muchos años en la función pública, pero también he trabajado muchos en la empresa privada. Quien me conoce sabe bien que no escatimo en horas de trabajo, en jornadas eternas de gestión, docencia e investigación. Todavía, a pesar de ustedes, soy un enamorado de mi trabajo de profesor universitario, disfruto con mis alumnos, me siento un privilegiado. El 9 de mayo de 2010 me sentí traicionado, ultrajado, robado… ahora las sensaciones son similares. Nuestro IVA está ya entre los más altos de Europa, tenemos una presión fiscal de las más fuertes del continente, los precios son equiparables a los países más caros del mundo, pero nuestros salarios son míseros. Ustedes se han cargado el Estado del Bienestar, y están a punto de cargarse las clases medias, ahora mismo imposibilitadas para el consumo (no confundir con consumismo). Y mientras se estrangula a las clases medias, debemos convivir con el bochornoso espectáculo de la amnistía fiscal a grandes fortunas que han defraudado sistemáticamente o debemos convivir día tras días en comunidades autónomas como ésta (la valenciana) con una estirpe de corruptos que ocupa dos tercios de la bancada del PP en las Corts.

La crisis del capital la estamos pagando los eslabones más débiles del sistema. Y mientras eso sucede, ustedes le hacen el trabajo sucio al sector financiero, siempre con el incondicional apoyo de sus mamporreros mediáticos. Y todo eso pasa el día en que un puñado de mineros, cargados de solidaridad, compromiso, compañerismo y necesidad de supervivencia, han conseguido movilizar a España. Ellos deben convertirse en un referente. Ustedes, señorías, son todo lo contrario, son un problema que está generando una peligrosa confrontación en este país. Ustedes, palmeros, los que aplaudieron en el Congreso de los Diputados al discurso de su jefe, ustedes son solamente unos pobres hijos de puta.

Caciques valencianos

Una espiral de estupidez, quizás generada por el nerviosismo, parece no tener final en el PP valenciano. El último episodio ha sido la burda censura de fotografías de la exposición Fragments d’un any que nos da muestra de la falta de talante democrático del presidente de la Diputación de Valencia y alcalde de Xátiva, Alfonso Rus. No es la primera vez que este político ha cometido excesos. Por desgracia, desde Castellón a la Vega Baja, la política valenciana está salpicada de este tipo de caciques tardofranquistas.

El director del Muvim, el señor Romà de la Calle ha dimitido y recibido el apoyo de centenares de personas que consideran este asunto como un ataque frontal a principios fundamentales. La Unió de Periodistes Valencians, como organizadores de la exposición, actuó rápido retirando toda la muestra y cargando contra los censores: el diputado del PP, Máximo Caturla y su jefe, el mencionado Rus, que fueron quienes ‘puentearon’ a De la Calle y ordenaron retirar de la exposición las fotos relacionadas con el caso Gürtel y alguna más. La Asociación Valenciana de Críticos de Arte también se ha sumado a las críticas y movilizaciones y seguro que luego vendrán otras. También en las redes sociales se ha producido un movimiento crítico importante.

Pero, pese a esta reacción ciudadana ante una gravísima, a la par que torpe, ingerencia política en la gestión cultural valenciana, el problema de fondo comentado es una forma de hacer política populista y caciquil que más tiene que ver con el chavismo que con las democracias europeas. Una forma de hacer política que por otra parte ha sido asimilada y normalizada por un importante sector de la derecha valenciana que la respalda con sus votos elección tras elección. Es lo que hay.

COMUNICADO CONTRA LA CENSURA

Asuntos europeos y católicos

Dos post en uno, para tocar dos noticias importantes dentro de la política patria y también de la política europea. Empecemos por lo segundo: cada vez cobra más fuerza que Tony Blair se convierta en el presidente de la Unión Europea, una vez quede ratificado el Tratado de Lisboa tras superarse el escollo checo. El Tratado no gusta al Vaticano que ha hecho lobby en Irlanda y, sobre todo, en Polonia para que no saliera adelante. Tampoco gusta a la Santa Sede que los de la ‘Gürtel’ en la Comunidad Valenciana pegaran el pelotazo a ‘costa’ de  la visita del Papa a Valencia: “Es un asunto feo”, ha dicho Lombardi. Sí que debe gustar, en cambio, a la curia romana, la idea, cada vez más madura, de la Asociación Católica de Propagandistas, de fundar un nuevo partido político católico en España. Continue reading →

Canal 9 da prioridad a la subida del ketchup y los limones sobre el caso Gürtel

Martes por la tarde, las redacciones de todos los periódicos, emisoras, agencias, etc, están en plena ebullición, se acaba de levantar un tercio del sumario del caso Gürtel, 17.000 folios llenos de información sobre la corrupción que impregna al Partido Popular, especialmente en la Comunidad Valenciana. Todos los informativos de las cadenas nacionales y autonómicas de televisión abren sus ediciones nocturnas con el caso Gürtel, todas excepto una: Canal 9. La televisión pública de Camps y Ric (en pijo, Ricardo Costa) prioriza la subida del ketchup y los limones sobre el caso Gürtel que lo lleva al puesto once de la escaleta, tardándose un cuarto de hora en hablar del asunto.

Escaleta de Canal 9 para el informativo nocturno del martes 6 octubre, la tarde del Gürtel

Escaleta de Canal 9 para el informativo nocturno del martes 6 octubre, la tarde del Gürtel

CANAL 9 CUMPLE 20 AÑOS MARCADOS POR LA MANIPULACIÓN

MUCHO MÁS ALLÁ DEL ASCO, por Ángeles Cáceres

NO ES PAÍS PARA HONRADOS, la ‘Tercera Opinión’

Movilización ciudadana contra Camps, a través de la red social Facebook

camps corrupto

Facebook se mueve contra el presidente Camps: NO A LA CORRUPCIÓ, CAMPS DIMISSIÓ