Hipocresía popular y presión injusta. De la muerte de Barberá al Yak-42

diseno-sin-titulo-1No puedo aguantar tanta hipocresía. En el PP -con Rajoy ignorando la resolución del Consejo de Estado sobre el accidente del Yak-42– vuelvo a recordar la postura sobre el fallecimiento de Rita Barberá: “una cacería injusta” de los medios y rivales políticos. Continue reading →

España, un país de locos, un país estúpido

Apoyo al juez Garzón

Escribo esta entrada tocado, bastante tocado… parafraseando a Unamuno solamente puedo decir que ¡me duele España! Me duele un país de locos, un país estúpido donde se retira de la carrera judicial a un juez por intentar investigar los crímenes del Franquismo y a instancias de una acusación particular liderada por los que fueron verdugos en aquel régimen. Muchos amigos extranjeros me escriben correos en estas últimas horas con la pregunta generalizada de: “¿qué está pasando en España?”. No es un argumento simplista, es el fondo de todo el problema: en España la transición se cerró en falso y muchos franquistas copan a estas alturas cargos claves de esta democracia que tan poco les gusta e importa. Ellos y solo ellos son los cómplices de no permitir recuperar la memoria histórica e investigar las atrocidades del Franquismo.

Me duele España, un país estúpido donde un gobierno supuestamente socialista finiquita de un plumazo sus políticas sociales para endosar la responsabilidad de salir de una crisis generada por los mercados, por el capital, por un sistema financiero descontrolado, avaricioso y corrupto, para endosar dicha carga a las clases medias, a funcionarios mal pagados y nada motivados que son el principal soporte de la sanidad, la educación pública o la seguridad de este país. Un gobierno supuestamente socialista que siembra de dudas a los pensionistas que corta el grifo a la ayuda al desarrollo y que recorta drásticamente el estado del bienestar que tanto tiempo y esfuerzo ha costado cimentar.

Me duele España, un país estúpido capaz de llevar a la presidencia de una comunidad autonóma a un personaje tan nefasto y mediocre como Francisco Camps, ejemplo bien significativo de la política convertida en clientelismo, de la política sustentada en el tráfico de influencias y el cohecho, de la política populista y caudillista que desprecia la libertad de expresión y, en definitiva, desprecia al ‘otro’ y se jacta de ello.

Me duele España, un país estúpido, un país de cínicos e hipócritas, donde al frente del colectivo empresarial más importante del Estado sigue impertérrito el empresario con el mayor currículum de despropósitos posible. ¿Y qué decir de la Iglesia y del nacional-catolicismo español?, de nuestra supuesta laicidad, de los conciertos provenientes del Franquismo, de su jerarquía medieval, de sus desmanes, etc, etc, ¿qué decir?…

Yo también me declaro en rebeldía ante todo lo que está pasando…

TEXTO ÍNTEGRO DEL ACUERDO DEL CONSEJO DE MINISTROS

El ‘show-time’ de los talibanes católicos

El líder religioso Kiko ArgüelloAsegura Susan George en su último libro, El pensamiento secuestrado (como la ultraderecha laica y religiosa se ha apoderado de los Estados Unidos) que "gran parte de los dirigentes de la Iglesia son total y absolutamente unos demagogos peligrosos cuyo sueño es establecer una teocracia semifascista en Estados Unidos". Ya hablaré más adelante de este libro porque es realmente esclarecedor, el caso es que no se trata de un movimiento radical, exclusivo de los Estados Unidos, hace unos días en Madrid pudimos presenciar el ‘show-time’ de los talibanes católicos patrios, esos que anhelan el nacional-catolicismo y que ideológica, social, moral y éticamente deambulan entre la Inquisición y el Franquismo. Rouco, García-Gasco, Cañizares, Kiko Argüello, Coronel de Palma, y los mass media y universidades que patrocinan, manejan un discurso radical, sectáreo, de extrema derecha que les resulta rentable. Si uno consigue entrar en la cabeza de la gente, no hace falta preocuparse de sus manos ni de su corazón: irán detrás. Y entonces los dirigentes religiosos podrán hacer cuanto les plazca. Eso lo han conseguido ya los neocons en Estados Unidos; en Europa, por razones estrictamente culturales, lo tienen más complicado, aunque lo están intentando con el inestimable apoyo del Vaticano.

Críticas de los católicos de base

La Asociación de Teólogos Juan XXIII clama contra la jerarquía católica española

Respuesta del Gobierno a la Iglesia

Obispo de Tenerife: "Hay adolescentes que quieren el abuso e incluso te provocan"