Profesión de alto riesgo: ser periodista en México

A Santiago Barroso†

Nuevamente ocurre el artero asesinato de un periodista mexicano, me refiero a Santiago Barroso, a quien la vida me dio oportunidad de conocer como estudiante de uno de los cursos que imparto en la Facultad de Ciencias Humanas de la UABC.

Apenas en el día de la toma de posesión como presidente de México López Obrador, el pasado 1 de diciembre de diciembre, fue asesinado Jesús Alejandro Márquez en Nayarit. Su delito, si se le puede llamar así, fue denunciar las relaciones de funcionarios y políticos locales con el crimen organizado.

Imagen: eluniversal.com.mx

Apenas tres meses de este 2019, en México ya son cuatro los periodistas asesinados por el desempeño de su trabajo. El primer periodista fue Rafael Murua, que radicaba en Baja California Sur, le siguió Jesús Ramos Rodríguez de Tabasco, Samir Flores en Morelos y ahora Santiago Barroso de Sonora. ¿Cuántos más en este año? Parece ser la pregunta, pues el 2018, según el Comité de Protección de Periodistas (por sus siglas en inglés CPJ), fueron 251 o más periodistas los encarcelados en el mundo, en razón de su trabajo periodístico al criticar a las autoridades gubernamentales o denuncian la corrupción entre políticos y empresarios o con la delincuencia.

 

México es el país con la situación más crítica en las Américas: 200,000 asesinatos y 32,000 desapariciones en una década. México ocupó el nada honroso lugar 147 en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa en el 2018, y según el portal de Reporteros sin Fronteras (RSF), somos uno de los países más peligrosos del mundo por visibilizar la corrupción de las autoridades o las actividades del crimen organizado. Incluso según esta misma organización, en el 2018 hubo 17 asesinatos, mientras en el 2017 se contabilizaron 12 decesos por las mismas causas, difundir los delitos y la degradación en que han caído las autoridades gubernamentales en contubernio con los carteles de la droga.

La organización RSF , indicó en su reporte del 2018 sobre atentados a periodistas que del 2006 al 2018 (en los gobiernos de Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto) se registraron 116 casos de violencia contra comunicadores, 102 asesinatos y 14 desapariciones, y el secretario general de RSF, Christophe Deloire indicó que “el gran problema en los asesinatos y crímenes contra periodistas en México es la pasividad de las autoridades para investigar y resolver los casos y el alto porcentaje de impunidad, que es del 99 %”.

La importancia de estos sucesos no es solo por el atentando a la vida de estos periodistas, que ya por sí solos son motivo de enojo e indignación, sino que se atenta contra la libertad de expresión que es uno de los derechos importantes para la vigencia de la democracia en México. ¿Usted qué opina?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s