Etiquetas

, , , , , ,

Manuel Pérez Barriopedro. La foto del 23F.

Se cumplen 30 años del intento de Golpe de Estado y en la UMH hemos querido que nuestras Jornadas Internacionales de Periodismo del próximo abril engarzen tres conceptos clave: política, ciudadanía y medios de comunicación. Queremos mirar al pasado para entender el presente y construir el futuro, y por eso estará con nosotros Manuel Pérez Barriopedro el fotógrafo de la agencia EFE que inmortalizó al golpista Tejero con pistola en alto desde el atril del Congreso de los Diputados.

Aquella instantánea histórica de la intentona golpista fue premiada con el prestigioso World Press Photo del año 1981. El propio Barriopedro ha explicado muchas veces durante todos estos años la secuencia de la foto:

“La tarde se iba desarrollar de una manera aburrida ya que estaba el pescado vendido. A las seis y veinte escuché unos gritos fuera como si alguien estaba peleándose y dirigí la cámara a una de las puertas y es cuando interrumpe un guardia civil dando una patada. Luego dirigí la cámara hacia presidencia y pude ver un tricornio y un rostro que identifiqué como el de Tejero ya que era una persona bastante conocida después de su implicación en la operación Galaxia.”

“Nos quedamos en el mismo sitio donde estuvimos permanentemente controlados y en ese momento de confusión pensé que había que salvar lo que había hecho. Conseguí sacar la película y lo mantuve en la mano durante más de una hora hasta que en un momento de distracción me lo escondí en la planta del pie. Luego nos dejaron marchar de uno en uno requisándonos las cámaras.”

Treinta años después en la memoria colectiva e individual de cada uno ha quedado grabada aquella foto y lo que representó. Para un niño madrileño de 13 años que jugaba en una calle embarrada que limitaba los barrios  obreros de Ciudad Lineal y San Blas, los recuerdos de aquella tarde y noche de transitores tienen que ver con caras asustadizas y nervios en los adultos que revoloteaban con ansiedad por la vieja librería Miguel Hernández, punto de reunión de militantes del Partido Comunista y donde yo bajaba siempre a comprar mis cuadernos, lapices y gomas para el cole. Los maestros suspendieron las clases… pero, por fortuna, las ‘vacaciones del Golpe’  solamente duraron un día y en la vieja librería todos respiraron con alivio.

ACTA DE LA SESIÓN PLENARIA DEL 23F (1981)

Anuncios