Tur-map.jpg

No está la Unión Europea para más fiascos y, sin lugar a dudas, no iniciar las negociaciones de adhesión con Turquía sería otro gran fiasco. Todo pende de un hilo, hasta Chipre, país todavía no reconocido oficialmente por Ankara que solo reconoce la República Turca del Norte de Chipre, asume el inicio de las negociaciones, pero ahora el problema se llama Austria que mantiene una incomprensible actitud de bloqueo. La Unión Europea no puede permitirse el lujo de volver a dar la espalda a Turquía. Los turcos que llaman a las puertas de la UE desde hace 35 años, tienen el derecho a negociar su adhesión como miembros de pleno derecho porque en este caso las soluciones intermedidas no sirven.