Sarkozy promete reconciliar Francia con Europa

Nicolas Sarkozy, presidente de Francia

Sarkozy será ‘coronado’ dentro de unos días como el sexto presidente de la quinta república francesa y presumiblemente su partido también ganará las legislativas de junio, con lo que los conservadores seguirán controlando parlamento, Gobierno y jefatura del Estado. Los problemas internos de los socialistas le han pasado factura a una Segolene Royal que tendrá que esperar para ser la primera mujer presidenta de Francia. De los discursos post-triunfo de Sarkozy me quedó con su promesa de reconciliar Francia con la Unión Europea, aunque seguramente lo hará con políticas de mínimos, lejos del decidido empuje que la también conservadora Angela Merkel está mostrando para reconducir e impulsar el rumbo de la construcción europea.

Segolene tiene complicado hacer realidad este cartel y ser la primera presidenta de Francia

Cartel que anuncia a Segolen Royan como próxima presidenta de FranciaSegolene Royal quiere ser la primera presidenta de Francia, pero parece complicado que sus compatriotas le den el respaldo suficiente para serlo. La candidata socialista frenó los envites de Nicolas Sarkozy en el debate celebrado durante dos horas largas en la televisión francesa y que en España fue dado en directo por CNN+, 24Horas TVE y el canal de noticias de la televisión pública catalana. Royal llevó a Sarkozy al terreno que más le convenía, criticando la gestión de los conservadores durante los últimos cinco años en Francia. El debate se ocupó de la macro y micro economía, destacando la discusión sobre el modelo energético. Ambos candidatos profundizaron en los temas que interesan a la ciudadanía, huyendo del populismo, del lenguaje altisonante y del discurso vacío que predomina en la política española. Ambos candidatos utilizaron como referencia positiva el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero, en España, e hicieron apuestas comunes por relanzar Europa, a partir de un relanzamiento de la propia Francia. Las espadas están en el aire, todo pasa por los votos centristas de Bayrou y las abstenciones de Jean Marie Le Pen, pero las últimas encuestas le siguen siendo favorables a Sarkozy. Salvo sorpresas, el cambio en Francia parece poco probable y el Eliseo deberá esperar al menos cinco años para tener una mujer mandando en casa.

Vídeo relacionado:

Blogs relacionados: Segolene Royal 2007/ Paris d’Avenir