Etiquetas

, , , , , , , ,

Escribo estas líneas inmediatamente después de pasar por caja y pagar varios impuestos al Ayuntamiento de Alicante (PP), tras cobrar una nómina ‘recortada’ por el Gobierno ¿socialista? Y en este contexto de apreturas, desmotivación y ajustes para la mayoría de los españoles, sigo con perplejidad e indignación creciente el bochornoso espectáculo de la política valenciana.

Señores políticos, desde Castellón a Orihuela, molt honorable Camps, distinguidos consellers, querido ‘Ricky’, don ‘vito’ Fabra, Ripoll, estimada Sonia Castedo, Dios omnipotente Enrique Ortiz, cómplices del sistema, etc, etc…. ¡me dan asco! Ustedes representan la degeneración de la actividad política, habiéndola convertido en una red de clientelismo, cohecho, tráfico de influencias y favores, en suma, en una auténtica mafia, en un entramado de corruptelas, casposo e indecente, cuyo objetivo resulta ser perpetuarse en el poder y obtener los beneficios oportunos que dicha estrategia conlleva. Ustedes representan en esencia la ‘mierda’ de la política valenciana.

Parapetados en un supuesto electorado atrincherado tras unas siglas, mi único deseo es que parte de ese electorado despierte y adquiera la conciencia crítica necesaria para mandarles a ustedes, señores políticos, allí donde se imaginan. Hoy por hoy, la política valenciana necesita una regeneración total, de arriba a abajo porque el sistema está en quiebra. Apelo al buen hacer de la policía, la fiscalía, los jueces y a la responsabilidad, absolutamente necesaria, de los periodistas independientes (que los hay) para que sigan investigando y preguntando, a pesar que esta panda de impresentables siga convocando a los medios para emitir comunicados (propaganda) en ruedas de prensa sin preguntas… ¿qué coño es eso?, ¿qué coño estamos haciendo los periodistas en ese tipo de convocatorias ‘chavistas’? ¡Basta ya, no acudamos!