Etiquetas

, , ,

Mitín de Rajoy en la Universidad CEU San Pablo

La palabra universidad lleva intrínseca conceptos como universalidad, pluralidad, tolerancia y respeto. Poco o nada tiene que ver aquel CEU que impulsaron centristas convencidos que venían de la UCD y profesaban un humanismo cristiano adaptado a los nuevos tiempos, con el CEU de hoy en día. Liberales como Óscar Alzaga o Pío Cabanillas que habían bebido de las influencias anglosajonas en materia universitaria, creyeron que el CEU podía llenar un espacio importante como universidad privada en España que apostaba por la calidad por encima de todo. Un padre mandaba a su hijo a este tipo de universidad porque supuestamente tenían un valor añadido respecto a la universidad pública de entonces y ese valor añadido era la calidad.

Aznar aplaude y sonrie a Alcaraz durante el mitín del CEU San PabloTodo eso ha cambiado. Durante los últimos años, la nefasta gestión de Alfonso Coronel de Palma ha llevado a la Fundación CEU San Pablo a una encrucijada difícilmente superable. Los ‘talibanes católicos’ que rigen el CEU han convertido una Universidad en un ‘chiringuito’ universitario y pretenden tapar sus vergüenzas económicas y académicas y su falta de liderazgo con una huida hacia delante edificada a partir de una radicalidad extrema. Lo que ha acontecido durante esta semana en el Congreso de Víctimas del Terrorismo en Madrid es un claro ejemplo de esta deriva que tocó techo con los mitines, que no ponencias, de Aznar y Rajoy. Es el no va más, un espacio universitario convertido en plaza de toros tomada por políticos irresponsables que llevados por el rencor y la manipulación, vuelven a utilizar el terrorismo electoralmente y llegan al extremo de pedir el voto a sus enfervorizados fieles que no congresistas en la Universidad San Pablo CEU.

14-10-1998: EL GOBIERNO DE AZNAR NEGOCIA CON ETA Y DECIDE UN NUEVO TRASLADO DE PRESOS ETARRAS AL PAÍS VASCO

31-01-2008: LOS OBISPOS PIDEN QUE NO SE VOTE AL PSOE

MENTIRAS PIADOSAS (de Borja Ventura)

VOTA A UN PARTIDO QUE EMPIECE POR P Y ACABE POR P (de Nacho Escolar)